Gases - La Botica de Verena

GASES


El gas, es un componente intestinal normal. Los principales gases intestinales son nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono, hidrógeno y metano.


Los gases se acumulan en el aparato digestivo, ya sea en el estómago ó en el intestino, con la consiguiente distensión abdominal.

 

Cuando los gases se producen en exceso o no se eliminan, pueden producir dolores abdominales, a veces intensos y de forma aguda, los cólicos; y otras veces, son dolores más leves pero persistentes que producen una sensación de pesadez.


A pesar de ser un trastorno muy molesto no suele ser debido a enfermedades importantes. La mayoría de las veces se debe a malos hábitos como comer deprisa, que hace que se degluta más aire, comer en exceso alimentos ricos en fibra que son poco digeribles, comer alimentos mal tolerados, como la leche en las personas intolerantes a la lactosa, dietas caóticas etc...


El estreñimiento hace que las heces estancadas generen más gases o el consumo de bebidas gaseosas o de determinados alimentos que favorecen la formación de gases son otras causas de que se produzca meteorismo. 


En ocasiones, detrás de este trastorno hay alguna enfermedad como el síndrome de mala absorción intestinal, alteraciones de la flora intestinal, divertículos intestinales ó la falta de enzimas digestivas entre otras.



MEDIDAS GENERALES


- Comer en un ambiente tranquilo, aparcando las preocupaciones y las prisas, masticando despacio y bien los alimentos (la digestión empieza en la boca), y sin distracciones (televisión, lectura…)


- Evitar o disminuir el consumo de aquellos alimentos que son más flatulentos como las legumbres o las verduras de la familia de las coles. Si se cocinan con algunas hierbas como el orégano, tomillo, hinojo, comino….pueden ser mejor toleradas, además de darles un sabor peculiar.


Las legumbres se toleran mejor en purés y pasadas por el chino.


- Procurar no beber mucho líquido durante las comidas.


- Es preferible no tomar fruta al final de las comidas ya que favorece el desarrollo de fermentaciones.


- Evitar las bebidas gaseosas así como las bebidas excitantes como el café, té y bebidas de cola.


- Corregir el estreñimiento si es necesario. La ingestión de una cantidad adecuada de fibra es beneficiosa para un buen tránsito intestinal y para corregir el estreñimiento si lo hay, pero en personas no acostumbradas, el consumo de la misma puede producir gases.


En estos casos, introducir la fibra empezando por pequeñas cantidades e ir aumentando progresivamente.


- Evitar las comidas copiosas, muy grasas o condimentadas. Preparar los alimentos de la forma más sencilla posible, evitando salsas, fritos, rebozados etc..


- Repartir las cantidades diarias de alimentos en 5 tomas.


- Algunos aditivos, como el sorbitol que llevan algunos refrescos o chicles para endulzarlos, también pueden ocasionar gases.


- Los masajes circulares o la aplicación de calor en el abdomen, pueden ayudar a expulsarlos y aliviar los dolores.


- No acostarse o tumbarse inmediatamente después de comer ya que facilita el paso de gases al intestino desde el estómago y lo hincha.


- Evitar chupar caramelos, mascar chicle o fumar ya que favorece la deglución de aire.


- Sustituir el café, incluso el descafeinado y el té por infusiones como el comino, hinojo, menta, anís verde y estrellado, cilantro, manzanilla, hierbabuena, melisa u otras plantas con efectos carminativos.


- Se recomienda realizar ejercicio físico para favorecer el fortalecimiento de la musculatura abdominal y evitar llevar prendas que opriman el abdomen.

​​​​​


​BIBLIOGRAFÍA: Diccionario patologías de Soria Natural
Curso de Fitoterapia. Capacita Formación